Contraindicaciones del aceite de CBD

Contraindicaciones del aceite de CBD

Gracias a muchas investigaciones, el mercado del cannabis está creciendo considerablemente, pues se sabe que posee sustancias en su composición que brindan verdaderas bondades, como el aceite de CBD.

De hecho, uno de los cannabinoides más exitoso por su infinidad de propiedades a nivel saludable y también en el ámbito del cuidado personal y de la belleza es el CBD.

Se trata de un compuesto natural extraído de la planta que actúa en el sistema nervioso central, produciendo grandes beneficios para la salud general del cuerpo, tanto físicos como mentales.

Su consumo en forma de aceite puede ser tanto oral como tópico y es una de las más extendidas alrededor del mundo, pues a diferencia del conocido THC, no es considerado un psicotrópico.

Pero no todo es oro lo que reluce porque hay algunos inconvenientes.

Como toda sustancia, tiene efectos contraproducentes que se tienen que tomar en cuenta, en especial si tienes intención de probar este producto.

Así que nuestra intención de hoy es ponerte al día sobre ellos para que seas consciente, además de brindarte otro tipo de información muy interesante sobre el aceite de CBD.

¡Vamos a ello! 

 

¿Qué es el CBD?

Antes de nada, lo primero es saber qué es exactamente este extracto.

El CBD, también llamado Cannabidiol, es uno de los cannabinoides que posee la marihuana, pero a diferencia del THC no es psicoactivo.

Suele encontrarse en proporciones dispares según la variedad de cada planta, su cultivo, las proporciones y etc,. pero puede hasta llegar a suponer el 40% del extracto de cannabis.

Y su multitud de propiedades terapéuticas lo convierten en un tratamiento natural excelente para muchas afecciones, puesto que puede mejorar notablemente la calidad de vida de muchas personas.

Podemos encontrarlo en muchos formatos distintos, siendo los más comunes mediante gotas por vía oral y a modo tópico aplicado sobre la piel.

Diferencias entre el CBD y el THC

Pese a que muchas marcas patrocinan el aceite de CBD como puro, lo cierto es que todos ellos contienen alguna traza de THC, por mínima que sea.

Sin embargo, estas diminutas concentraciones son benévolas porque contrarrestan los posibles efectos secundarios del CBD, sin llegar a ser un psicoactivo.

Eso sí, hay que dejar claro que siempre será menor al 0.2%, que es la cantidad legal en España.

Aparte de la legalidad, existen otras diferencias entre ambos elementos provenientes de la misma planta y vale la pena conocerlos para saber diferenciarlos:

  • Este cannabinoide es un tanto especial, ya que trabaja de manera distinta a los demás. Se manifiesta en segundo plano reforzando toda la estructura de los receptores del organismo, es decir, enfocado en brindar un bienestar global. Influyendo positivamente, en gran medida sobre el estado de ánimo, la respuesta inmunológica, el apetito y el sueño. No es psicoactivo.

 

  • Por su parte, el tetrahidrocannabinol más conocido como THC es considerado como psicotrópico, a raíz de su unión directa a los receptores cerebrales y al aparato digestivo. Sus efectos potenciales son aumento del apetito, alteración del estado mental, deterioro de la coordinación y la memoria, y tiempo de reacción ralentizado.

 

Tal y como puedes evidenciar, por como intervienen en nuestros receptores del cuerpo, son dos cannabinoides totalmente distintos.

Contraindicaciones del aceite de CBD

¿Qué es el efecto séquito?

Ahora que hemos analizado las diferencias entre el THC y el CBD, ha llegado el momento de conocer también lo que sucede cuando actúan juntos o lo que se conoce como efecto séquito.

Los estudios realizados por el momento certifican que cuando ambos cannabinoides se juntan, sus respectivos efectos se intensifican.

Me explico con un ejemplo: se cree que el CBD inhibe algunas de las alteraciones mentales que el THC provoca, siempre y cuando se consuman al unísono.

La mezcla de distintos cannabinoides, flavonoides y terpenos disminuyen los niveles de THC por debajo del límite legalizado, dejando de producir efectos psicotrópicos, lo que equivale a poder beneficiarse de todas las propiedades, sin los inconvenientes.

¿Qué tipo de efectos adversos puede provocar el aceite de CBD?

Aunque se ha demostrado que el CBD no es tóxico para nuestro organismo, puede llegar a causar posibles efectos secundarios, ya sea por un mal uso o un exceso.

Podemos diferenciarlos en dos tipos, según la gravedad:

 

Efectos secundarios leves

Por lo general, los síntomas contraproducentes menos graves que se pueden experimentar suelen ser transitorios.

Los más comunes son náuseas, diarreas, vómitos, somnolencia y disminución del apetito.

 

Efectos secundarios graves

Hay otro tipo de consecuencias más severas que son menos frecuentes, ya que suelen darse bajo ciertas circunstancias.

No obstante, son bastante desagradables e intervienen ciertos factores, por lo que vale la pena conocerlas: se trata de sequedad bucal, trastornos del movimiento y metabolismo de fármacos en el hígado.

  • La primera situación adversa, se da por la mezcla de CBD con el THC y es habitual en personas que consumen cannabis. Las glándulas salivares no producen saliva porque han sido inhibidas y deja una sensación algodonada en la boca.

 

  • La segunda causa, se da por culpa de una cantidad excesiva de CBD, lo que conlleva un empeoramiento de las enfermedades que se requiere tratar. Algunos de estos síntomas son la sedación, disminución de la presión arterial, aturdimiento, retraso psicomotor, movimientos involuntarios estando en reposo e hipocinesia.

 

  • Cuando se consumen medicamentos combinados con el CBD que se metabolizan en el hígado, surge el tercer efecto contraindicado. El organismo descompone el cannabinoide más rápido o lento de lo normal, es decir, inhibiendo o multiplicando su acción. En el caso de que el receptor se junte con la sustancia extraída de la planta y no al producto farmacológico, éste se acumula en el riego sanguíneo, aumentando los niveles de toxicidad en el organismo e incrementándolos si se trata de un fármaco muy habitual.

 

Contraindicaciones del aceite de CBD

 

Conclusiones

En los casos de gravedad media, su consumo debe de estar supervisado y planificado por un profesional sanitario, para cerciorarse de que las proporciones no son excesivas.

Si se trata de un cosmético, sigue la misma pauta, úsalo sin hacer un abuso y siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Y en cuanto a los suplementos, lo mismo, siempre comenzando por dosis bajas y sin exceder la que más nos satisfaga, para evitar incurrir en los posibles efectos adversos anteriormente citados.

A pesar de que el aceite de CBD sea de origen natural y otorgue verdaderos lucros, no se debe abusar de él porque puede tener contraindicaciones.

Artículos recomendados