Las mejores cremas para la dermatitis atópica sin corticoides

mejor crema piel atopica

Los corticoides son unos grandes aliados a la hora de tratar diferentes tipos de eccema, no obstante, sus efectos adversos podrían ser perjudiciales, en especial en bebés; por eso hemos elaborado la lista de las mejores cremas para la dermatitis atópica sin corticoides.

Teniendo en cuenta los engorrosos síntomas que esta enfermedad cutánea produce, como la irritación, las rojeces, la inflamación y la picazón, entre otros signos; no es de extrañar que puedas llegar a pensar que sólo un medicamento puede lidiar con el problema.

Sin embargo, las cremas ideadas para reducir el cuadro sintomático y retrasar los dichosos brotes lo máximo posible son una de las mejores soluciones seguras, con más ahínco si los ingredientes del producto son de origen natural.

Mantener la hidratación de la piel, aliviar la sequedad y reforzar la función reparadora de la barrera lipídica son las principales características que una buena crema eficaz contra los indicios de la dermatitis atópica deberá reunir.

Así que teniendo esto en cuenta, hemos realizado un estudio íntegro sobre esta afección tan preocupante de la dermis y aquí están agrupadas las que hoy en día son consideradas como las 5 mejores cremas para combatir la atopia, sin corticoides en su composición.

Según los resultados de nuestras investigaciones sobre el tema, estos productos no son invasivos, tampoco empeoran esta fatídica condición, sino que ofrecen un alivio rápido y eficaz. ¡Vale la pena que eches un vistazo a la siguiente lista!

La mejor: Crema Piel Atópica de Akento Cosmetics

crema piel atopica akento

Comprar en Amazon o en Akento.es

Este tratamiento tan completo para cuidar las pieles atópicas de los laboratorios españoles Akento, previene y repara los brotes con activos seguros totalmente naturales.

Se trata de una crema para todo y para todos, inclusive bebés, niños, embarazadas y cualquier condición de piel, hasta las más sensibles y delicadas.

Y esto lo hace acondicionando la dermis en profundidad para que no se active dicha fase tan molesta, puesto que su excelente composición natural contiene ingredientes hidratantes y calmantes que brindan un gran alivio sintomático en las fases más agudas de la enfermedad cutánea.

Algunos de estos soberbios elementos son los siguientes:

  • Aceite de jojoba. Su acción genuina copia los aceites naturales que genera el propio cuerpo en la piel, así que su nivel de penetración es mucho más efectivo, llegando a lo más hondo de todas las capas epidérmicas. A la par, es rico en ácidos grasos esenciales, potentes antioxidantes y magníficas vitaminas que se encargan de regenerar y reparar las células del tejido dañadas. Es muy suave y no produce irritación, regula la piel grasa, suaviza las dermis más sensibles e hidrata las secas.
  • Aceite de Granada. Previene el daño celular gracias a sus poderosos antioxidantes y una gran concentración de Vitamina C. Asimismo, acelera la cicatrización de heridas y repara la piel dañada. Promueve una duración más larga de los fibroblastos que se encargan de producir el colágeno y la elastina natural del organismo, por lo que la dermis está más fuerte y aguanta más.
  • Gatuline® Skin-Repair Bio. Activa los responsables de reparar las células gravemente dañadas, favorece la circulación sanguínea, mejora la hidratación y restaura la barrera de la dermis.
  • Emulium® Mellifera. Mediante una película translúcida que protege el cuerpo de los agentes externos del ambiente, concede hidratación, luminosidad, suavidad y textura, adaptándose cien por cien y actuando como si fuera una segunda piel invisible.

Por supuesto, toda la fórmula está compuesta por componentes naturales y está exenta de irritantes, perfumes y cualquier agente nocivo que pueda ser un riesgo para la epidermis.

Contiene muy pocos conservantes y los mismos son también de origen natural, evitando así el perjudicial efecto combinado de los cosméticos, ¡sorprendente!

Por si fuera poco, su textura es maravillosa, ya que es espesa en su justa medida para nutrir en intensidad, pero nada grasienta, por lo que su aplicación será reconfortante y todo un regalo para los sentidos.

Otro dato que vale la pena conocer, es que se extiende muy bien y la piel la absorbe de inmediato, sin dejar pegotes ni ningún residuo.

¿Tienes claro porqué es la mejor crema para la dermatitis atópica?

Nos gusta:

  • Apto para todo tipo de pieles.
  • Ingredientes totalmente naturales y seguros.
  • Alivio inmediato de los síntomas.
  • Textura increíble, nada pegajosa ni grasienta y que la piel absorbe al instante.

NO nos gusta:

  • No hay nada que no nos guste, pues reúne todas y cada una de las características de una crema perfecta contra la atopia ¡nos encanta!

Crema Corporal Atópicas de LetiAT4

leti at4 crema piel atopica

Esta pomada indicada para la curación de la piel dañada, nutriéndola, hidratándola y suavizando la parte más sensible de la misma.

De hecho, es todo un éxito por demostrar unos efectos realmente positivos frente a los brotes de la dermatitis atópica.

Una de sus premisas principales es la de estimular la renovación celular, reparando el tejido cutáneo desde su interior a raíz de una combinación de activos que favorece la restauración de la barrera lipídica.

Y realmente es efectiva mejorando el estado de las pieles más secas, puesto que se compone de ingredientes emolientes, humectantes, antioxidantes y acondicionadores.

En su composición encontramos:

  • La manteca de karité. Actúa satisfactoriamente como substituta de la glicerina o la vaselina, presente en las cremas de este tipo, aparte de convertirla en más nutritiva y natural.
  • Los fosfolípidos y los esfingolípidos. Se encuentran naturalmente en el cuerpo, su meta es la restauración y estimulación de la función protectora inherente, asegurándose de que no se activen los brotes.
  • El oligosacárido alpha-glucan. Se trata de un probiótico que restaura la microfibra del tejido celular dérmico para que no haya infecciones ni irritaciones.

Este cosmético diseñado para evitar el cuadro sintomático de la atopia es no comedogénico, exento de irritantes, perfumes y colorantes, aun así, contiene un par de ingredientes irritantes y alérgenos de baja concentración.

Es apto para el cuero cabelludo, manos, cara y cuerpo en general tanto de adultos como de bebés y niños.

En cuanto a la textura, es liviana y un tanto espesa, pero sin llegar a ser grasienta y su absorción es bastante rápida.

Nos gusta:

  • Combate la sequedad efectivamente.
  • Formulación sin perfumes, ni colorantes.
  • Textura muy amena que se esparce sin problemas y se absorbe rápidamente.

NO nos gusta:

  • Aunque en proporción mínima, contiene alérgenos e irritantes.

Crema Exomega Control de A-Derma

crema piel atopica a derma

La marca A-Derma ha aprovechado un activo muy beneficioso en determinadas condiciones en la piel, pues su composición tiene como ingrediente estrella la avena.

Estamos frente a una crema emoliente que predice calmar la irritación de la dermis y conceder un plus de hidratación para prevenir que se reseque.

Esta pomada también promete aminorar la sensibilidad cutánea a largo término, lo que la convierte en muy adecuada para todas aquellas personas que sufren a menudo de rojeces, ardores, picores, además del eccema.

El 95% de la composición se compone de elementos naturales y no contiene perfumes, dato muy importante porque previene la sensibilización.

Y dentro de este porcentaje encontramos los siguientes agentes más destacados:

  • Extracto de avena. Bálsamo calmante y antiirritante apto para la piel más dañada.
    BioVECT (Niacina, aceite de onagra y vitamina E) Vector de activos que presenta una potente bio-afinidad.
  • Filaxerine (Ácido 10 hidroxidecenoico y ácidos grasos omega 6) Ayuda a mantener la humedad retenida dentro de las capas dérmicas, creando una barrera para que estén siempre hidratadas. Del mismo modo, equilibra la generación de la grasa, preserva la elasticidad y disminuye la inflamación.

Pese a todo, el 5% restante de la fórmula contiene algún que otro irritante que no nos termina de convencer y aunque se basa en una buena lista de ingredientes, carece de compuestos calmantes, antiirritantes y antiinflamatorios.

Con respecto a la textura, es suave y se expande con bastante facilidad, absorbiéndose con rapidez por la dermis; su tacto aterciopelado la hace ideal para niños y bebés.

Nos gusta:

  • Fórmula sin perfumes.
  • Cumple su cometido reduciendo los signos de la atopia y brinda un plus de hidratación.
  • Textura suave que no es grasa, se extiende y absorbe rápidamente.

NO nos gusta:

  • Contiene algún elemento que podría llegar a producir irritabilidad en la piel.
  • Se queda corto en cuanto a activos calmantes, antiirritantes y antiinflamatorios.

Crema Atoderm de Bioderma

crema piel atopica bioderma

Este bálsamo que nos presenta la casa Bioderma se denomina dos en uno por proporcionar dos acciones a la vez, ya que por un lado calma la picazón y por el otro, repara el daño producido por el rascado, fortaleciendo la barrera lipídica.

Una de sus mejores bazas es su labor calmante, apta tanto para los brotes que producen horribles picores como para los periodos de remisión.

Asimismo, promete restaurar la dermis, dejando como resultado una piel saludable y de tacto suave.

Esta formulación dice aliviar casi instantáneamente la quemazón, manteniendo lejos los irritantes y demás agentes causantes.

Todo ello lo lleva a cabo gracias a su lista de ingredientes, compuesta principalmente por lípidos que se encuentran de forma natural en el tejido dérmico y el complejo Lipigenum, además de su patentada Skin Barrier Therapy que impide el nacimiento de bacterias y alérgenos.

Y a continuación, te presentamos algunos de los más notorios:

  • Aceite de girasol. Actúa como un fuerte protector contra el daño producido por los rayos UVA y al estar enriquecido con antioxidantes y nutrientes de alto valor, trata el eccema, la irritación, la inflamación y el enrojecimiento general de la epidermis.
  • Ceramidas. Se trata de las grasas naturales que posee la propia piel, son las responsables de mantener con normalidad la barrera protectora y evitar la pérdida del agua a través de las capas dérmicas
  • Complejo natural patentado DAF (Dermatological Advanced Formulation). Ayuda a que la dermis sea más tolerable y menos reactiva, mediante una alta concentración de activos, así como eliminando todos los elementos de la fórmula que sean dermatológicamente hablando cuestionables.

Todo su INCI está elaborado a base de ingredientes seguros, hipoalergénicos y exentos de parabenos, perfumes o cualquier otro agente potencialmente irritante, así que es válido para toda la familia, incluyendo los niños.

Su textura en formato bálsamo es muy acertado por ser muy maleable y absorberse también muy bien por la epidermis.

Nos gusta:

  • Resulta una medida eficaz para reducir la picazón y así evitar el rascado.
  • No incluye ingredientes irritantes ni perfumes.
  • Textura grata que se extiende bien y se absorbe satisfactoriamente.

NO nos gusta:

  • Ciertos activos beneficiosos no contienen un porcentaje lo suficientemente alto como para llegar a brindar efectos eficaces.

Crema Corporal Extreme Atopic Piel de Ferrer

Y en el último puesto de nuestra valiosa lista de las mejores cremas para acabar con las señales de la dermatitis atópica, se halla esta elaboración de la casa Ferrer.

Se trata de una crema altamente emoliente, especialmente creada para disipar los engorrosos síntomas en los periodos de brotes y mayor sensibilidad.

Ha sido testada pediátricamente en niños con esta afección cutánea, por lo que, en principio, su uso es seguro, pese a haber un par de elementos en su fórmula dudosos y que podrían provocar irritación.

Pese a ello, estamos frente a una pomada hipoalergénica, sin perfumes y especialmente ideada para reducir el peligro de alergias o condiciones similares en la dermis.

Posee activos calmantes eficientes en su formulación, entre otras propiedades y algunos de los más exitosos que destacamos son el concentrado de ácido linoleico, la proteína hidrolizada vegetal, además de la mezcla sinérgica de 7 extractos de origen vegetal; sin olvidar el complejo lipídico biomimético.

Sin embargo, estos ingredientes se quedan un tanto cortos en el ámbito de la hidratación, por poco, pues con algún que otro más elemento humectante bastaría para mejorar mucho el efecto hidratante.

Lo que sí que ha sido toda una gozada de este producto es su textura, pues tiene un punto de espesor que le otorga densidad, pero sin pasarse de la raya y a su vez, es fresca, se extiende perfectamente y la piel la absorbe casi enseguida.

Nos gusta:

  • Calma los brotes, especialmente en niños.
  • Fórmula hipoalergénica y sin perfumes.
  • Textura placentera que se esparce sin complicaciones y de absorción rápida.

NO nos gusta:

  • No llega a proporcionar la hidratación suficiente que este tipo de condición dérmica precisa.
  • Está compuesta por un par de agentes que podrían producir irritación a determinadas personas.

¿Qué son los corticoides presentes en algunos tratamientos para la atopia?

Los corticoides son derivados sintéticos de la cortisona y a la par, pertenecen al grupo de los esteroides, dado que sirven principalmente para ayudar en la regulación de funciones hormonales y mecanismos fisiológicos de nuestro cuerpo.

Un ejemplo, es el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, así como del metabolismo general y en el caso de las enfermedades cutáneas; en esta ocasión destacamos la dermatitis atópica.

En realidad, son unas hormonas que produce naturalmente el cuerpo de manera endógena, en las glándulas suprarrenales, pero muchas veces la producción no llega a ser suficiente para realizar todas las acciones que se le asignan al organismo.

Así que los corticoides sintéticos, como por ejemplo la hidrocortisona, se sintetizan mediante la modificación de la estructura celular de los corticoides naturales.

Por lo que los corticoides presentes en los medicamentos por vía oral o por vía tópica no dejan de ser eso, un medicamento, y por eso se debe tener una supervisión médica, con más ahínco en la versión ingerida.

Teniendo en cuenta que su consumo puede suponer un riesgo para la salud, puesto que una ingesta prolongada puede causar problemas estomacales, aparte de repercutir en gran medida a la labor de producir corticoides naturalmente, es decir, disminuye dicha capacidad.

Lo mejor es procurar tratar la dermatitis atópica por medios seguros y cuidadosos que no supongan un peligro a corto, medio o largo plazo.

¿Qué tipo de efectos secundarios producen?

Cómo ya debes adivinar, el consumo de corticoides acarrea efectos adversos, sobre todo en su versión oral, ya que se sabe que puede afectar: el sistema digestivo, el aparato endocrino, el sistema inmunológico, el sistema nervioso central, el sistema musculoesquelético, la epidermis, además de ser peligroso para la oftalmología y aumentar el riesgo cardiovascular.

A pesar de todo ¡Qué no cunda el pánico!

Los corticoides tópicos no son tan peligrosos, pero aún así no los recomendamos por muchas contraindicaciones, como ser proclives a producir acné y rojeces en la piel.

Asimismo, son considerados fotosensibilizantes, así que hay que usar protector solar mientras dure su uso para no empeorar el estado de la dermis si la exponemos al sol.

Otros efectos contraproducentes por vía tópica conocidos hasta la fecha son retraso en el crecimiento, diabetes mellitus, hipertensión y efecto mineralocorticoide.

¿Quieres tratar la piel atópica de una forma natural, cuidadosa y segura? Opta por alguna de las opciones de la lista de las mejores cremas para la dermatitis atópica sin esteroides y verás que podrás mejorar tu afección cutánea sin correr riesgos.