Como prevenir las estrías en la adolescencia

prevenir-estrias-adolescencia

Entre las modificaciones que sufren las niñas durante el crecimiento, que suele ser a partir de los 9 años y los niños a los 11, hay un engorro de la piel que puede convertirse en un verdadero problema, por eso te traemos las claves para prevenir las estrías en la adolescencia.

De hecho, a excepción de los cambios hormonales que son un quebradero de cabeza en toda regla, la siguiente pesadilla de la juventud son las afecciones que aparecen en la piel, como el acné, la celulitis o las odiosas rayas que, sin distinguir de sexo ni constitución, marcan ciertas zonas del cuerpo.

En las chicas, lo más común es que salgan a la luz las primeras estrías en los pechos, los glúteos, las caderas y las nalgas.

Sin embargo, en el caso de los chicos, las áreas más proclives son la espalda, los hombros y los brazos.

En las dos situaciones hay que poner remedio, ya sea para impedir que las estrías recientes y de color rojo no se tornen blancas, además de intentar suprimirlas en su totalidad.

Ya que cuando esas antiestéticas líneas no se tratan y se convierten en blanquecinas, la cosa empeora e inclusive existe la posibilidad de que se instalen permanentemente en la piel, corriendo el riesgo de no poder eliminarlas jamás.

Si todavía no han surgido, la lucha para impedir a toda costa su nacimiento es importante, ya que como dice el dicho: “es más fácil prevenir que curar” y no se equivoca.

¡No te apures! Vamos a desvelarte los consejos más eficaces para prevenir el nacimiento de las estrías que surgen a causa del “estirón”, aparte de ponerte al día sobre el motivo de su aparición.

Lee nuestro post informativo y aprende las mejores medidas preventivas antiestrías, a continuación.

 

¿Por qué aparecen las estrías en esta etapa?

Aunque el primer factor que influye en el nacimiento de las dichosas marcas que se abren camino en regiones determinadas del cuerpo, sea el estiramiento excesivo de la piel debido a las fluctuaciones de peso y al aumento del volumen corporal, la progesterona y el estrógeno hacen de las suyas, incentivando las microrroturas de las fibras elásticas y reduciendo los niveles del colágeno.

No obstante, el vertiginoso crecimiento repentino en la pubertad no es la causa exclusiva, puesto que también intervienen otros motivos, como la herencia genética, es decir, cuando los progenitores poseen estrías, sus hijos serán más proclives a tenerlas.

Y el uso de algunos medicamentos también colaboran en su aparición, un ejemplo claro es la ingesta de cortisona.

¿La buena noticia? Pese a que todos los organismos no sean iguales y haya algunos con tendencia a sufrirlas de igual modo, la prevención es la mejor arma de todas y vale la pena conocer cómo llevarla a cabo.

 

¿Cómo prevenir su aparición?

prevenir-estrias-adolescencia

 

Para reforzar los tejidos dérmicos y que soporten los estiramientos rápidos, hay ciertas pautas que sirven mucho a modo de prevención, pues aportan elasticidad, nutrición e hidratación para que la piel se torne más elástica y a su vez, más resistente.

De esta forma, se impide lo máximo posible que la epidermis se rompa, evitando así el nacimiento de las estrías.

Veamos los métodos más exitosos:

 

Alimentación equilibrada

prevenir-estrias-adolescencia

 

Una alimentación beneficiosa para estar en perfectas condiciones en términos saludables y a la par, evitar la aparición de esas fatídicas cicatrices, es el primer consejo.

No tienes que idear una dieta estricta y seguirla a rajatabla, sólo con mejorarla, tendrás más que suficiente.

Lo primero es intentar disminuir o si puedes suprimir la ingesta de la sal, las grasas saturadas, los azúcares refinados, la bollería industrial y los platos procesados.

Y lo segundo, es incluir en tus platos (si todavía no lo haces) alimentos ricos en vitaminas A, C, E y K, proteínas, magnesio y minerales similares, así como los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9, y otros nutrientes de la misma índole.

 

Hidratación óptima por fuera y por dentro

Tener la piel bien hidratada es primordial para que sea posible la prevención.

Me explico, el organismo debe de estar bien hidratado siempre, no sólo para prevenir esas señales corporales y gozar de una buena salud, sino para evitar otro tipo de condiciones como la celulitis, la retención de líquidos, la sequedad cutánea, entre otras.

La deshidratación es horrible y por ello deberás seguir las recomendaciones de los expertos, la más básica es tomar la cantidad diaria de agua aconsejada que son unos 2 litros aproximados, repartidos durante todo el día.

Y para hacerlo desde el exterior, las cremas hidratantes y emolientes serán tu salvación, pues su poder nutritivo ayudará a fortalecer la epidermis y volverla más elástica, convirtiéndola en más fuerte, resistente y disminuyendo el riesgo de que pueda resquebrajarse.

 

Ejercicio físico regular

 

prevenir-estrias-adolescencia

 

Deja a un lado el sedentarismo, ya que no es bueno para el organismo, ni mucho menos para prevenir ninguna condición epidérmica, pues, al contrario, las empeora.

Tonifica tu piel para que sea más resistente, así no será tan fácil que se rompa, evitando la posible aparición de las dichosas estrías del crecimiento.

No consiste en acudir a la clase de educación física una vez a la semana, necesitarás algo más, si realmente quieres mejorar tu dermis.

Tampoco tienes que apuntarte a un gimnasio, la cosa está en hacer algo de ejercicio, algunos días de la semana.

Practicar algún deporte será tu mejor aliado, como por ejemplo la natación, el ciclismo, el running o el aerobismo.

Aunque si no eres de realizar sport, puedes optar por los entrenamientos de bajo impacto que también te servirán, ya sea bajar y subir escaleras, hacer caminatas a un ritmo moderado u seguir por la red a entrenadores físicos que, de forma totalmente gratis, enseñan ejercicios específicos para llevar a cabo en la comodidad de casa y que apenas duran unos pocos minutos.

Y lo bueno, con más ahínco si no te gusta demasiado el ejercicio, es que no tienes que hacerlo cada día, con ejercitar tu cuerpo 3 o 4 veces semanalmente, ya funcionará.

La clave es estar en movimiento y todo dependerá de tu fuerza de voluntad.

 

Cremas antiestrías específicas

Y, por último, nuestro as bajo la manga son estos productos ideados para prevenir, pero aparte reducir en la medida de lo posible, las estrías existentes.

Las cremas antiestrías trabajan contra viento y marea, hidratando, otorgando elasticidad, favoreciendo la cicatrización y mejorando el procedimiento de la regeneración de la piel.

Por si fuera poco, no sólo sirven como medida preventiva, ya que las hay que, asimismo, reducen y difuminan el aspecto de las rayas ya instaladas.

Sus composiciones son ricas en antioxidantes, activos regenerantes e hidratantes, como por ejemplo la centella asiática, la rosa mosqueta, el aceite de almendras dulces, la caléndula, la alantoína o las vitaminas A, E y C, entre otros compuestos bondadosos.

Pero ¡Ojo! También hay que fijarse en el INCI de cada crema que suele figurar en el exterior del envase y cerciorarnos de qué realmente posee activos antiestrías, puesto que hay muchos fabricantes que aseguran ser eficaces y desafortunadamente, al final no contienen poder contra las estrías.

Una de las cremas antiestrías más eficaces que existen es la oferta de Akento, de la cuál puedes leer también nuestra reseña y comprobar sus lucros.

Cabe decir que figura en la primera posición, en muchos rankings que avalan sus positivos resultados.

 

Cómo ves, prevenir las estrías en la adolescencia no tiene ningún secreto, sólo basta con adoptar estos hábitos beneficiosos que te hemos presentado y utilizar una buena crema específica, como la que te hemos recomendado.

Artículos recomendados