Trofolastin Antiestrías: mi opinión

Uno de los tratamientos que probé durante el embarazo, para darles carpetazo a las desagradables estrías y prevenir su aparición, fue Trofolastin Antiestrías, y aquí está mi opinión al respecto.

Pero ya te adelanto que el cosmético que realmente me ayudó en esta etapa fue la crema antiestrías de Akento. Más abajo te cuento cómo.

Es bien sabido que, de todos los quebraderos de cabeza en el embarazo, en términos estéticos, las horribles marcas que aparecen en las áreas más problemáticas, por el estiramiento de la piel, son de los peores.

Y es que aparte de que el bebé venga sano y el embarazo vaya bien, las estrías son otra de las preocupaciones que acechan a las embarazadas.

Lo sé de primera mano porque cuando lo estuve, me puse a buscar desesperadamente cosméticos específicos que pudieran combatir las que ya tenía y evitaran que me salieran más.

Te gustará: La mejor crema para las estrías que he probado

Después de verlo en los estantes de una farmacia y aprovechando que este producto prometía ambos logros, me lancé de cabeza a probarlo, para poder experimentarlos en mis propias carnes.

Te avanzo que, tras testar un sinfín de versiones distintas, finalmente preferí otra alternativa que, en mi caso, fue más eficaz y que también te presentaré al final del artículo.

En esta reseña, te contaré los motivos de mi decisión final, aunque esto no significa que Trofolastin antiestrías no me haya gustado o no me haya brindado resultados positivos.

¿Quieres descubrir las ventajas e inconvenientes de este producto? Sigue leyendo y conoce mis impresiones, a continuación. 

¿Qué es Trofolastin antiestrías y qué promete?

Este tratamiento contra las estrías ha sido probado en embarazadas con resultados muy significativos, ya que el estudio demostró una eficacia del 89% previniendo su formación.

De hecho, este primer reclamo fue el que me empujó prácticamente a testar esta crema.

Por lo demás, predice impedir las roturas de las fibras del tejido celular dérmico durante el embarazo, gracias a promover la síntesis de colágeno y aumentar su elasticidad.

Te cuento: Cómo he logrado eliminar las estrías por completo.

Si tenemos en cuenta que también posee propiedades antioxidantes y regeneradoras, que estimulan los fibroblastos, favoreciendo la cicatrización y mejorando el aspecto de la piel, está claro que aparenta ser un elixir todoterreno antiestrías.

Y qué decir de los principios activos, pues son los responsables de qué todos estos beneficios sean posibles.

Vale la pena conocerlos, en el siguiente apartado.

Ingredientes de su fórmula

Su formulación tampoco está nada mal, ya que es hipoalergénica y apta para cualquier condición de dermis, inclusive para las más sensibles.

Entre todos los ingredientes, se hallan algunos que destacan por encima de los demás y vamos a analizarlos brevemente:

  • Centella Asiática. Su acción reparadora, regeneradora y cicatrizante, es excelente reduciendo la aparición de las estrías.
  • Germen de Trigo. Se trata de un poderoso antioxidante y emoliente, que regenera la epidermis.
  • Hidrolizado de Colágeno y Elastina. Aporta los nutrientes necesarios para mantener la elasticidad de la dermis, rellenarla y evitar que se rompa a causa del estiramiento.

Dejando a un lado los activos estrella de la composición, cabe decir que incluye algún que otro irritante, como la lanolina, que podría ser contraproducente en las pieles más delicadas.

Sin embargo, no contiene elementos tóxicos ni nocivos, garantizando la máxima seguridad tanto para el bebé como para la mamá.

Análisis de la textura y el aroma

Siguiendo la línea de la frase “no es oro todo lo que reluce” este ítem tampoco se salva.

Pese a ser un producto con muchas ventajas, tiene ciertos inconvenientes y según mi parecer, la textura y el aroma son algunos de ellos.

Se trata de una sustancia cremosa que es demasiado densa y cuesta expandir por doquier.

Además, hay que trabajarla bastante para que la piel la absorba por completo y deja una sensación un tanto grasienta desagradable.

Y si sumamos que su olor a pomada no es voto de mi devoción, pues en mi embarazo tenía el olfato muy sensibilizado e incluso llegaba a ofenderme en ocasiones.

Creo que queda bastante claro que estos dos aspectos le restan puntos.

Te gustará: Cómo prevenir las estrías durante el embarazo

Características del envase y el precio

En cambio, el envase, sí que me ha gustado, puesto que consta de un tubo de plástico blandito de 250ml, que permite dosificar las dosis.

Al no tener que meter la mano dentro para coger parte de la crema, no hay peligro de contaminación.

Y como es un embalaje opaco, la fórmula se conserva en óptimas condiciones, alejada de la luz y de cualquier agente ambiental que pueda deteriorarla.

El precio no es algo relativo, ya que se vende a unos 20€, variando el coste final según el comercio en cuestión.

No lo veo caro, pero tampoco barato.

Habrá que ver mis impresiones finales, para saber si en realidad, la relación calidad-precio es acertada o no.

Echa un vistazo a estos remedios caseros que te ayudarán a reducir las líneas rojas.

¿Cómo se aplica?

El modo de empleo es el mismo que cualquier otra antiestrías, pero te lo voy a explicar, por si tienes dudas.

Antes de nada, debes de ser consciente de que la clave de la efectividad se basa en la constancia y por eso hay que usarla a diario.

Esto sirve para todos los cosméticos, con independencia de su finalidad, pues no vas a lograr nada, si sólo te aplicas el producto de vez en cuando.

En cuanto a la aplicación, lo más recomendable para notar los resultados en un menor tiempo posible, es realizarla dos veces al día.

En mi caso, aplicaba la crema una vez por la mañana y otra por la noche, en la barriga, glúteos y caderas, pues son las partes más problemáticas de mi cuerpo, en especial durante el embarazo.

Lo hacía mediante masajes circulares, trabajando bien la crema hasta que se absorbía, a pesar de que a veces tuviera que aguardar un tiempo con la barriga al aire, porque se trata de una sustancia más bien espesa y que cuesta de absorber en su totalidad.

Descubre si el aceite de rosa mosqueta funciona para quitar las estrías.

Mi experiencia con Trofolastin antiestrías

De entrada, se trata de una buena crema que consiguió mejorar la apariencia de mi piel en temas de hidratación y suavidad.

Cuando comencé a usarla, estaba a finales del primer trimestre de mi embarazo y poseía algunas marcas, ya instaladas, de la adolescencia.

Es verdad que durante el tiempo que la usé, no me salieron nuevas estrías, por lo que le doy credibilidad con respecto a su acción preventiva.

No obstante, no disimuló las que ya tenía, ni siquiera una pizca.

Con esto, no niego que no sea un buen tratamiento antiestrías, pero creo que se queda corta a la hora de tratarlas y que se centra más en la prevención.

Y si hablamos de la textura, el olor y su aplicación tan trabajosa, creo que no es suficiente para mí.

A todo esto, llegó a mis manos la que se convirtió en una indispensable dentro de mi kit de cosméticos específicos, que creo que supera las prestaciones de Trofolastin antiestrías.

¿Quieres conocerla? Descubre en todo su esplendor la crema contra las estrías de Akento, en la siguiente sección.

Y si tu  problema se ha instalado en el pecho, con estos consejos podrás solucionarlo.

Mi fiel compañera: Crema Antiestrías de Akento Cosmetics

Tal y como he dicho en mis conclusiones de la crema Trofolastin antiestrías, no cumplió con su cometido de reducir las estrías que ya tenía, sino que se basó en hidratar y prevenir la aparición de otras nuevas.

Esta alternativa de Akento tiene todo lo que le falta, pues no sólo sirve a modo de prevención, sino que difumina las marcas existentes, aparte de mejorar considerablemente la condición de la dermis.

Ninguna otra opción había logrado disminuir las estrías, casi por completo y suavizar al máximo las más antiguas.

Asimismo, devuelve la elasticidad a la epidermis, la reafirma y la refuerza frente al estiramiento que sufre, en especial durante la gestación.

Todo ello, lo lleva a cabo gracias a sus ingredientes activos de calidad superior de origen natural, como el Dragon’s Blood, la vitamina E y el Hydroxyprolisilane N.

Su textura es fresca y liviana, por lo que concede una aplicación mucho más amena y cómoda, además de desprender un aroma muy sutil y de contener un envase muy limpio y práctico.

Si te decides y quieres darle una oportunidad, aquí tienes el enlace a su web oficial o puedes leer más información en mi reseña de la crema antiestrías de Akento.

También he probado: el aceite Bio-Oil multiusos.

Espero haberte ayudado aportando mi opinión de Trofolastin antiestrías, ¿la has probado ya?

Artículos recomendados