Aprende a hacer un contorno de ojos casero con estos consejos

Tener un rostro bien cuidado y una mirada espectacular no es algo que te tenga que costar demasiado dinero, y menos si te gusta la cosmética casera. Por eso, vamos a explicarte a cómo aprender a hacer un contorno de ojos casero con estos consejos.

El contorno de ojos es un producto necesario para el cuidado de esta zona tan delicada del rostro. Es una zona donde la piel es más fina y se puede dañar con facilidad si no la cuidas bien. Si no te gusta gastar tu dinero en productos comerciales, no te preocupes, porque de forma casera también podrás obtener buenos resultados.

Lo que importa es que tomes conciencia de lo que significa tener que cuidar tu contorno de ojos y que te pongas manos a la obra con ello. Debes ser constante y centrarte en los ingredientes naturales y olvidarte de los químicos.

Hacer cosméticos caseros es una buena opción porque evitas cualquier químico en la fórmula y lo que es mejor, sabrás todo el tiempo exactamente cuáles son los ingredientes que tiene y si alguno no te va bien, solo tendrás que cambiarlo por otro mejor para ti.

Para hacer un buen cosmético es importante escoger los ingredientes correctos y que sean efectivos para los resultados que quieres obtener.

Nunca es tarde para comenzar

Un contorno de ojos es necesario dentro de tus rutinas de limpieza y cuidado facial porque será el encargado de rejuvenecer tu mirada y de evitar que los signos del envejecimiento lleguen antes de tiempo.

Al tener la piel muy fina en esta zona del rostro, es importante que escojas bien los productos que te vas a aplicar. Además, el contorno de ojos suele estar siempre expuesto a las inclemencias climáticas, factores estresantes, etc, por lo que es bastante habitual que se deteriore antes que el resto del rostro.

En este sentido, nunca es demasiado tarde o demasiado pronto para comenzar a cuidar esta parte de tu cara, porque debes saber que con el paso del tiempo es inevitable que envejezca.

Colágeno, elastina y ácido hialurónico

A medida que pasan los años, los niveles de colágeno, elastina y ácido hialurónico naturales del organismo se van reduciendo, haciendo que la piel se vuelva menos elástica, flexible y con un aspecto envejecido.

En este sentido, es fundamental poner de tu parte con productos que le aporten los niveles correctos y que te proporcionen la ayuda necesaria para producir de manera naturales estas sustancias tan importantes para el cuidado dérmico.

Aunque también debes tenerlo en cuenta para el cuidado muscular, ocular y óseo, ya que son sustancias necesarias para la buena salud de estas partes del organsimo. Es más, puedes tomar suplementos orales que te recomiende tu médico para que no se te deteriore la salud antes del tiempo.

En este sentido, las tres sustancias mencionadas son fundamentales por los siguientes motivos:

  • Ácido hialurónico: es un humectante e hidratante potente que permite que tengas una dermis bien cuidada y restaurada.
  • Elastina: aporta flexibilidade dérmica y muscular. Cuando falta esta sustancia en el organismo la piel es menos flexible y tarda más en reponerse y volver a su sitio cuando la estiras.
  • Colágeno: es una proteína muy importante en el organismo porque es la que aporta estructura dérmica y orgánica. Si no hay niveles suficientes aparecen problemas de piel, en los órganos, en los músculos y articulaciones.

Es por todo esto que las tres sustancias son importantes para el cuidado dérmico y no te pueden faltar cuando compras un cosmético… y también cuando son cosméticos tendrás que buscar ingredientes que aporten funciones similares.

Un cosmético casero

En cuanto a la dermis facial, y en este caso, el contorno de ojos, las rutinas de limpieza y cuidado facial diarias son necesarias, porque mejorarás tu mirada más de lo que te puedas imaginas ahora mismo.

Si bien es cierto que en el mercado actual existen gran cantidad de contornos de ojos, no todos son de buena calidad… aunque si sabes buscar bien sí que puedes encontrar grandes productos, siempre y cuando sus ingredientes sean naturales y sin químicos.

Pero si lo que quieres es que sea totalmente natural, entonces puedes hacer el tuyo propio y mejorar el aspecto de tu mirada gracias a un producto hecho con tus propias manos.

No te puede faltar la constancia

Tanto en un cosmético comercial como casero, la constancia es la clave fundamental para poder saber si realmente un producto te da los resultados que quieres o no. Si lo usas unos días sí y otros no, no conseguirás buenos resultados ya que son constancia el producto no podrá ser eficaz.

Para tener buena constancia deberás seguir también las rutinas en un orden adecuado, porque aunque tengas el mejor contorno del mundo, si no sigues un orden concreto tampoco podrás conseguir esos resultados que tanto esperas.

En este sentido, siempre debes comenzar con tu limpiador facial, seguir con el tónico facial y cuando tengas el rostro totalmente limpio y libre de impurezas, será cuando puedas aplicar tu contorno de ojos.

Una vez aplicado y absorbido, entonces, podrás seguir las rutinas aplicando tu sérum facial y después tu crema hidratante para el rostro. Solo en el caso de las rutinas de la mañana, deberás echar tu protector solar para la cara.

En este orden y con los productos adecuados, conseguirás buenos resultados. En cualquier caso, no importa el tipo de piel que tengas, siempre deberás encontrar el equilibrio que necesitas para que tu dermis esté nutrida e hidratada constantemente.

Piensa cuáles son tus necesidades dérmicas para que así, puedas tenerlo en cuenta y escoger el mejor cosmético, ya sea comercial o casero, para ti.

Casero vs Comercial

A continuación te vamos a dar los consejos que necesitas para hacer un contorno e ojos que sea eficaz y que te funcione bien. Queremos que te sirva independientemente del tipo de piel que tengas, así no perderás tiempo buscando cuáles son los mejores ingredientes para ti.

Por eso, nos hemos centrado en ingredientes que sabemos que te van a ir bien y que podrán cuidar y mimar tu contorno de ojos. De esta manera lo tendrás mucho más fácil y tu contorno de ojos será casi personalizado.

Aunque recuerda que aunque sea una receta apta para todo tipo dérmico, es un producto casero. ¿Qué queremos decir con esto? Que los resultados tardarán más en llegar que si lo compras comercial y de buena calidad.

Esto es normal y no tiene porque ser un punto negativo, simplemente deberás mantener una buena constancia y tener más paciencia hasta que puedas ver los resultados. Aunque si eres una persona impaciente que quiere resultados lo antes posible, entonces puedes pensar en comprar un producto comercial.

Existen algunas opciones muy buenas en el mercado y que los resultados estarán garantizados y en algunos casos, puedes verlo hasta de forma inmediata.

En el caso que prefieras los productos comerciales, es mejor ir a por lo seguro. Sabemos que no es fácil encontrar uno que funcione perfectamente y que además contenga todos los ingredientes naturales, pero nosotros, te lo vamos a poner muy sencillo.

El mejor contorno de ojos que encontrarás en el mercado actual es el Contorno de ojos de Nezeni Cosmetics. Solo probándolo una vez, te darás cuenta que es lo que estabas buscando. Pero si aún y así, sigues pensando que quieres hacer un buen contorno casero, sigue leyendo.

Cómo hacer un contorno de ojos casero

Hacer un contorno de ojos no tiene que ser una tarea demasiado complicada, ni mucho menos. Solo tienes que saber cómo hacerlo correctamente. Debes tener todos los utensilios e ingredientes a mano para que sea más rápido.

El lugar donde vayas a realizar la receta, así como las herramientas que uses, tendrán que estar totalmente limpios y desinfectados. Lo ideal es utilizar guantes de látex para evitar que entren bacterias en la sustancia que puedan dañar tu dermis o tu salud ocular.

Otro consejo que queremos darte es que cuando acabes de hacer la receta, la metas en la nevera. Así la sustancia te durará en mejores condiciones de una semana a diez días. Cuando pase este tiempo, desecha el producto y haz otro nuevo.

También sería ideal que pongas una pegatina en el recipiente con la fecha en que lo has hecho, de esta manera podrás llevar un mejor control sobre el tiempo que llevas guardándolo y así, saber exactamente qué día debes desecharlo para hacer otro.

Es la mejor forma para conservar el producto el tiempo necesario y en buenas condiciones.

Además, nunca, bajo ninguna circunstancia, deberías usar un cosmético (ya sea comercial o casero) que pienses que está en mal estado. De esta manera evitarás irritaciones, alergias o reacciones dérmicas innecesarias.

La receta para ti

Ahora sí, ya hemos llegado al punto que estabas esperando: tu receta para hacer el mejor contorno de ojos casero y disfrutar de una mirada espectacular. Está pensada para suavizar arrugas, líneas de expresión, bolsas y ojeras, así como para hidratar, nutrir e iluminar la zona del contorno de ojos.

Ingredientes para la receta

  • 2 cápsulas de vitamina E
  • 15 ml aceite de coco
  • 5 ml de agua de rosas
  • Aloe vera (media cucharada)
  • 2 cucharadas de aceite de ricino
  • 1 cucharada de aceite de argán
  • 1 cucharada pequeña de manteca de Karité
  • 1 bol de cristal
  • 1 cuchara de madera
  • 1 embudo
  • 1 recipiente hermético y con gotero

Seguro que te interesa: Cómo aplicar el contorno de ojos

Cómo realizar la receta

Una vez que tengas todos los ingredientes a mano, deberás verterlos en el bol de cristal siguiendo el orden del listado. Las cápsulas de vitamina E, pínchalas con un alfiler y estruja la cápsula para que salga todo el líquido correctamente.

Coge la cuchara de madera y remueve todo muy bien y con energía hasta que quede una pasta homogénea. Después con el embudo, ponlo en el recipiente para pasar toda la sustancia de un lugar a otro.

Cierra el recipiente y agítalo vigorosamente para que todos los ingredientes se mezclen sin problemas. Después, mételo en la nevera y espera por lo menos dos horas antes de usarlo.

En el momento en que vayas a utilizarlo, también deberás mover el frasco vigorosamente para asegurarte de que todos los ingredientes se combinan a la perfección.

Así es cómo tienes que usarlo correctamente

No importa si usas un cosmético casero o comercial, siempre tendrás que usarlo correctamente para obtener buenos resultados. Por eso, queremos hablarte en este apartado sobre cómo usarlo correctamente.

Lo primero que debes tener presente es que tienes que usarlo todos los días, tanto por la mañana como por la noche. Deberás tener el rostro limpio y seco de manera correcta antes de aplicarte la sustancia.

Cuando te apliques el contorno de ojos, haz pequeños masajes circulares hasta que se haya absorbido por completo, antes de que se absorba completamente, tienes que dar pequeños toquecitos con tus yemas de los dedos para que así, penetre mejor.

Deja que actúe durante 10 minutos antes de pasar al resto de cosméticos (esto normalmente con los contornos comerciales no ocurre, así que hazlo con paciencia y en un momento que tengas tiempo para tus cuidados).

Aplica la sustancia en la zona de las ojeras y bolsa, sienes y en el hueso de la ceja.

De cantidad no necesitas mucho, solo un par o tres de gotas para cada contorno de ojos. Un añadido que te gustará, es que también puedes usarlo en tu contorno de labios, en este caso, con una o dos gotas será más que suficiente.

Una vez aplicado, ya podrás usar tu sérum facial, la crema hidratante nutritiva para tu rostro y el protector solar facial en el caso de las rutinas de la mañana.

Recuerda que siempre que apliques cosméticos en tu rostro, nunca tienes que correr o frotar, la suavidad y la calma es necesario para obtener buenos resultados. Emplea el tiempo como parte de tus cuidado dérmicos, date amor y cariño mientras te aplicas los productos.

Ahora que ya sabes todo sobre aprende a hacer un contorno de ojos casero con estos consejos, ya tienes la oportunidad de ponerte manos a la obra y crear tu propio contorno, ¡como has visto es tremendamente fácil!

Artículos recomendados