Todas las propiedades de la arcilla blanca y sus beneficios para la piel

No todo el mundo conoce todos los beneficios que aporta la arcilla blanca para el cuidado dérmico facial y es algo, ¡que todos deberíamos conocer! De esta manera podrías tener siempre una piel impecable. Para ello, no te pierdas todas las propiedades de la arcilla blanca y sus beneficios para la piel.

Limpiar el rostro es una necesidad para tener la piel bien cuidada todo el tiempo… si sabes cómo hacerlo bien, no te hace falta acudir a un centro de belleza para que te hagan tratamientos caros. Desde tu hogar puedes conseguir buenos resultados.

Esta sustancia se puede utilizar de diversas maneras ya que no solo se usa para el cuidado facial. También se utiliza para arquitectura, el cuidado de los dientes, cosmética general o medicina. Pero en este caso, vamos a centrarnos sobre todo en el uso que se le puede dar para cuidar la piel… ¡es una opción excelente que no puedes dejar pasar!

Todo lo que la arcilla blanca te ofrece para el cuidado dérmico

¿Sabías que la arcilla blanca proviene de China y que también se conoce como arcilla Kaolín o de caolín? Recibe este nombre porque se descubrió en una localidad china que se llama Kaolín.

Aunque sea de origen chino, hoy en día existe por todo el mundo gracias a los yacimientos naturales que se han ido descubriendo a lo largo y ancho del planeta. Para el cuidado dérmico tiene propiedades desinfectantes y purificantes increíbles.

Beneficios y propiedades de la arcilla blanca

Si quieres usar la arcilla blanca para tu cuidado dérmico, entonces debes conocer cuáles son todos sus beneficios… Sobre todo si tus objetivos es rejuvenecer el rostro y tenerlo totalmente limpio y libre de impurezas. Veamos algunos de sus beneficios más importantes:

  • Te dejará la piel más suave
  • Obtendrás una limpieza profunda
  • Tendrás un aspecto más saludable
  • Tendrás una reducción de las imperfecciones faciales
  • Se regenerarán las células dérmicas
  • Tendrás un rostro más vital
  • Tu piel estará más lisa y con menos arrugas
  • Tu piel estará más hidratada
  • Controlarás la producción de sebo
  • Tu dermis estará más firme y tersa

Ahora que ya sabes algunos de los beneficios más importantes de la arcilla blanca, es más que probable que tengas ganas de conocer cuáles son exactamente todas sus propiedades. De esta manera si decides usar esta sustancia, sabrás exactamente qué es lo que tienes delante de ti.

Es una sustancia que tiene una estupenda capacidad de absorción por lo que si tienes sebo absorberá todo el exceso fácilmente… así como cualquier tipo de impureza que te haya quedado pegado en la piel aunque te hayas hecho una limpieza profunda.

Recuerda que tu piel es el órgano más grande del cuerpo humano y el único que está expuesto a las inclemencias climáticas. Merece que le cuides de manera correcta para que en el futuro no te arrepientas por no haberlo hecho a tiempo.

La arcilla blanca te puede ayudar con esta protección que necesitas en la piel. Pero, ¿cuáles son las propiedades que tiene para que sea tan eficaz desde el primer momento? Toma nota:

  • Antiséptica. Limpia en profundidad y acaba con las toxinas que puedas tener.
  • Calma la dermis irritada. Incluso en las pieles más sensibles.
  • Antiinflamatoria. Si tienes la piel inflamada o irritada, notarás una mejoría constante gracias a sus propiedades.
  • Regenerante. Regenera la dermis haciendo que tu piel se vuelva más joven. Las células dérmicas se vuelven más fuerte.
  • Exfolia. Es un buen exfoliante porque elimina las células muertas sin causarte lesiones ni irritaciones innecesarias.

Seguro que te interesa: Mascarilla casera para la cara: mi favorita

Cuándo y cómo usar la arcilla blanca

Después de descubrir toda esta información tan interesante sobre la arcilla blanca es normal que quieras saber cuándo y cómo usarla en tus rutinas de limpieza y cuidado facial. Es la mejor forma de poder disfrutar de sus beneficios dérmicos y que sus propiedades se noten en tu rostro desde la primera aplicación.

Es importante que la mascarilla que compres contenga arcilla blanca o de caolín en altas concentraciones. Solo de esta manera será eficaz y no te estarán engañando. Cuando apliques la mascarilla en el rostro tendrás que dejar que actúe el tiempo suficiente para que así haga su mejor efecto.

Lo habitual en este tipo de mascarillas es que se dejen actuar entre 20 y 30 minutos, dependiendo del producto y de tus necesidades dérmicas. Cuanta más necesidades, más tiempo para que haga más efecto.

Solo tendrás que usarla dos veces por semana, tres como máximo en caso de que tengas la dermis dañada… pero una vez que se renueve, deberás pasar de nuevo a 2 veces semanales.

Antes de aplicarte la mascarilla deberás limpiar tu rostro profundamente con tu limpiador facial y a continuación aplicar la mascarilla (es importante no hacerlo el mismo día que te exfolias el rostro y sobre todo, hacerlo solo una vez en el día que puede ser por la mañana o por la noche, pero nunca las dos veces).

Luego de retirar la mascarilla con agua tibia, podrás continuar con el resto de rutina, aplicando el tónico facial, el contorno de ojos, el sérum facial, la crema hidratante y el protector solar en caso de que sea durante el día.

La protección solar es muy importante porque no solo te protegen de los daños dérmicos que te provocan los rayos solares, sino que también es capaz de ayudar a todos los cosméticos a que sean más eficaces.

¿Puede causarte daños?

Si en algún momento has tenido problemas con alguna mascarilla es probable que te estés preguntando si esta sustancia podría causarte algún tipo de daño, sobre todo si tienes la piel sensible, muy seca o dañada.

En realidad, no te hará daño en absoluto simplemente tendrás que usarla dos veces por semana como cualquier otra mascarilla. Si tienes la dermis muy dañada podrás aplicarte la mascarilla hasta 3 veces en semana, pero cuando se te comience a regenerar, entonces pasa de nuevo a dos veces.

En el caso de que tengas la dermis extremadamente sensible, entonces será mejor que te apliques la mascarilla una vez por semana e incluso, por quincena. Esto es importante para que no dañes tu barrera dérmica protectora.

En el caso de que no hagas caso, podrías dejar a tu piel demasiado vulnerable a irritaciones y que se te perjudique por un abuso. Si ocurre podrías tener zonas enrojecidas, con escozor, picores… más vale prevenir que pasar por estos problemas.

Qué te ofrece si la usas con constancia

Como con cualquier otro cosmético de cuidado facial, la constancia es la clave. Por eso, debes saber que si además la usas habitualmente podrás disfrutar de otras ventajas añadidas que te harán tener un rostro impecable. Por ejemplo, tendrás:

  • Una limpieza profunda todo el tiempo
  • Unos poros cerrados y más pequeños
  • Menos sebo
  • Menos puntos negros
  • Una reducción considerable del acné
  • Un rostro más liso y con menos arrugas
  • Un aspecto más saludable
  • Una tez más firme y tersa

En el momento en que te apliques la mascarilla es probable que sientas que la sustancia es bastante densa, pero es algo normal en todas las mascarillas. Lo que importa es que cuando la retires sea fácil y no te cause irritaciones, y en este caso, es así.

No es secante en absoluto por lo que se te adaptará bien a la piel independientemente del tipo que tengas. El pH de la sustancia es muy similar al pH de la piel humana por lo que no tendrás problemas y notarás un cuidado extremo.

Es muy respetuosa con tu piel por lo que puedes usarla con total confianza y tranquilidad. Es una mascarilla muy famosa por esto mismo, porque te da buenos resultados y se adapta a tu piel y tus necesidades dérmicas.

Lee más: Multimasking: guía para no perderte

¡Inclúyela en tus rutinas!

Si a estas alturas te estás preguntando si merece la pena incluir la arcilla blanca en tus rutinas de limpieza y cuidado facial… ¡no lo dudes ni un segundo más! En cuanto la uses por primera vez y te des cuenta de todo lo que te puede ofrecer, querrás que no te falte nunca más en tus rutinas, ¡y con razón!

Será un buen aliado para tu piel, pero siempre que te la compres deberás fijarte que contenga caolín en altas concentraciones. Si tiene otros ingredientes deberán ser todos naturales para que potencie su resultados y no al revés.

De esta manera podrás disfrutar al máximo de todas sus propiedades permitiendo que tu dermis esté lo mejor cuidada posible desde la primera aplicación de la sustancia. En el mercado actual existen muchas opciones, pero no te conformes con cualquier producto.

Ten presente que muchas marcas te prometen que su producto tiene una alta concentración de arcilla blanca y todas sus propiedades, pero luego cuando miras la etiqueta te llevas una buena decepción. Es por este motivo que resulta tan importante que siempre leas las instrucciones antes de comprar cualquier cosmético, sea éste u otro diferente.

Ahora que ya sabes más sobre todas las propiedades de la arcilla blanca y sus beneficios para la piel, ¿a qué esperas para disfrutar al máximo de este producto desde hoy mismo?

Artículos recomendados